Científicos Descifran misterioso manuscrito Judío de la Época del Primer Templo

En 1965 un fragmento cerámico escrito en tinta se encontró en una fortaleza desértica de Arad. La datación del artículo es del año 600 antes de Cristo, justo antes de la destrucción de Judá a manos del Rey Nabucodonosor.

En 1965 un fragmento cerámico escrito en tinta se encontró en una fortaleza desértica de Arad. La datación del artículo es del año 600 antes de Cristo, justo antes de la destrucción de Judá a manos del Rey Nabucodonosor.

El artículo, llamado ostracon, fue estudiado por distintos arqueólogos. Ya era de público conocimiento de que la inscripción de su parte frontal iniciaba con una bendición y luego continuaba hablando acerca de una transferencia de dinero.

En la actualidad, un nuevo estudio desarrollado por la Universidad de Tel Aviv aclaró mucho más el asunto. Utilizando imágenes multiespectrales, los científicos notaron que existían marcas al reverso de la cerámica. Los sorprendentes del hallazgo es que pudieron reconocer tres nuevas líneas de texto sobre la pieza.

Los investigadores a cargo del informe pudieron reconocer 50 caracteres. En su totalidad, 17 nuevas palabras pudieron ser reconocidas en el reverso del ostracon. “El contenido del reverso implica una continuación del texto de la parte delantera”, afirmó Shira Faigenbaum-Golovin, una de las investigadores principales perteneciente al Departamento de Matemáticas Aplicadas.

Las conclusiones fueron publicadas en PlosOne, y muestran que la inscripción de cubierta habla de un pedido de vino y agrega condiciones a imponer en el caso de que el destinatario impusiera sus propias peticiones, para luego culminar con la provisión de una determinada mercancía para una persona que hasta hoy se desconoce.

” la inscripción recién revelada presenta un texto administrativo, como la mayoría de los escritos de Arad”, dijo la coautora del estudio, la doctora Anat Mendel-Geberovich. ” muchas de estas inscripciones fueron dirigidas a Elyashiv, el encargado de la logística, como por ejemplo el suministro de harina, vino y aceite. Su importancia reside en el hecho de que cada nueva línea, palabra e incluso un solo signo es algo nuevo y de valor incalculable qué aprendemos sobre el período del Primer Templo”.

Tel Arad era un puesto militar localizado en la frontera al sur del reino de Judá, habitado por 20 o 30 soldados. Utilizando la técnica de imágenes multi espectrales, los científicos israelíes fueron capaces de identificar la parte faltante del texto en el frente. Esto posibilitó el descubrir 4 nuevas líneas qué hablaban de pedidos de alimentos y bebidas.

En su mayoría, las piezas cerámicas encontradas en el sitio se tratan de pedidos de suministros, sin embargo, todavía hay mucho para descubrir. ” tenemos a nuestra disposición varios ostracones del período. Por lo tanto, el futuro no puede presentar nuevas sorpresas”, aseguraron.

Fuente: Infobae

- Ad -

Compartir

Comentarios

comentarios