Inicio Artículos Conozca 4 Signos de que nuestro Matrimonio esta bajo Ataque Espiritual

Conozca 4 Signos de que nuestro Matrimonio esta bajo Ataque Espiritual

Existen muchas más señales de un ataque espiritual a tu matrimonio, sin embargo, aquí puntualizaremos solo cuatro por las que suelen pasar muchas parejas.

Cuando las Tentaciones comienzan a Aparecer
Todo matrimonio es una relacion milagrosa dado a que el hombre y la mujer tienen vastas diferencias. Así que cuando las tentaciones comienzan a aperecer, incluso en las pequeñas cosas, la pareja puede que este bajo un ataque espiritual. Debemos considerar la Palabra “Pues aunque andamos en la carne, no militamos según la carne;” (2 Corintios 10:3) porque nuestro enemigo es invisible al ojo humano (Efesios 6:12). Recordemos ser pacientes el uno con el otro porque Dios está con nosotros.

Una Vida de Oración Débil
Cuando el enemigo logra sacarnos de nuestro tiempo de oración, nos impide acceder a nuestra única fuente de ayuda y esperanza. Cuando las parejas se niegan a orar individualmente y en pareja, el diablo puede tomar control de ese matrimonio. Los momentos en que la oración parece ser muy dificil son los momentos en los que más debemos orar. Cuando una pareja está bajo un ataque espiritual, el enemigo puede hacernos sentir muy ocupados para orar, demasiado desesperanzados para orar, e incluso nos hace pensar que no tiene sentido el orar, de esta forma, el enfriamiento de la vida de oración de una pareja puede ser una señal de que se encuentran bajo un ataque espiritual.

Egoísmo
Cuando las parejas comienzan a preocuparse solo por si mismos, comienzan a dejar de servir a su compañero más y más hasta que a lo largo del tiempo su único interés está apuntado a ellos mismos. Sin embargo, el matrimonio se trata de servir el uno al otro y no en dibujar una línea y decir: “El 50% de tus deberes son esos; el 50% de los míos son estos”. Esa no es la forma en que funciona el matrimonio. No se trata de lo que puedes obtener de un matrimonio sino en lo que puedes brindar al mismo. Así, cuando cada integrante de la pareja comienzan a enfocarse en ellos mismos, el enemigo puede estar tratando de asegurarse de que “cada uno cuide de si mismo” en vez de interesarse en el otro en contra de sus propios intereses.

Conflictos
Cuando comenzamos a irritarnos acerca de las pequeñas cosas que nuestra pareja está haciendo, nos olvidamos de cuánto hemos sido perdonados. Cuando comenzamos a contar cada una de esas fallas, estamos permitiendo al diablo tomar control de nuestro matrimonio al sentirnos ofendidos, y luego el resentimiento comienza a acumularse. El matrimonio no es una proposición 50/50. Es el servirse el uno al otro de manera ilimitada sin poner el interes en lo que hace uno y no hace el otro. Al enemigo le encantaría mantenernos haciendo registros en contra de nuestras parejas y así dividirnos.

Conclusión
Parejas, estamos en guerra, y es una guerra espiritual en la que el enemigo quiere destruirnos. Así que necesitan orar juntos, servir juntos, y estudiar la Palabra de Dios juntos para ser capaces de permanecer unidos.

Fuente: Faith in the News