Conozcan el Pecado que “Avergüenza” al Vaticano

No cesan los escándalos en la Iglesia católica. Ya que las acusaciones contra el 'numero tres' del Vaticano con los sufridos abusos por miles de niños en el coro dirigido nada mas y nada menos que por el hermano del papa Benedicto XVI fueron noticias que han golpeado estas semanas la credibilidad de la Iglesia católica...

No cesan los escándalos en la Iglesia católica. Ya que las acusaciones contra el ‘numero tres’ del Vaticano con los sufridos abusos por miles de niños en el coro dirigido nada mas y nada menos que por el hermano del papa Benedicto XVI fueron noticias que han golpeado estas semanas la credibilidad de la Iglesia católica ademas de su política de “cero tolerancia” en cuanto a los abusos sexuales. ¿Porque habrá tantos sacerdotes envueltos en casos de abuso infantil? ¿El Vaticano esta haciendo lo necesario para eliminar este gran problema?

El “infierno” de Ratisbona

Tal vez el escándalo mas grande a finales de la investigación en el caso de la escuela de la catedral de Ratisbona, en Baviera (Alemania), especificamente con el reconocido coro Regensburger Domspatzen, donde George Ratzinger, el hermano mayor del papa Benedicto XVI, lo dirigió por décadas

El 18 de julio, se publico el informe con 440 paginas, donde recopila los resultados de una investigación independiente que comenzó por la diócesis local y dirigida por Ulrich Weber, que es abogado, y duro por varios años.

547 niños del famoso coro, como ‘los gorriones de Ratisbona, fueron victimas de constantes abusos sexuales y físicos que se prolongaron gracias a sacerdotes y profesores en los años 1945 y los años 90, así lo indico la investigación. Tambien, determino que 49 sacerdotes y profesores fueron parte de las agresiones a menores, donde nueve de ellos cometieron abusos sexuales.

“Castigos sádicos y lujuria”

En su mayoría las victimas revelaron sus tristes experiencias en el marco de la investigación ocultaron lo que ocurrió por muchos años. Muchos buscaron ayuda de psicoterapeutas para poder superar el trauma. Una de las victimas confeso a distintos medios, con la condición de mantenerse en el anonimato, que el director de la escuela en la década del año 1950 practicaba un ritual bastante especial que lo llamaba ‘azotaina al desnudo’. Este maestro obligaba a niños de ocho o nueve años a desnudarse y luego les pegaba en la mano. La victima también confeso que en ocasiones los violaba.

El compositor, Franz Wittenbrink que estudio en la escuela de la catedral de Ratisbona, indico que en el lugar funcionaba “un elaborado sistema de castigos sádicos compuestos con lujuria”.

Este músico ademas agrego que el director de la escuela invitaba a su habitación a dos o tres jóvenes, donde les daba a probar vino y después los obligaba a masturbarse juntos. Wittenbrink afirma que esto era un hecho bien conocido y que no se explica porque el director del coro, hermano del papa Benedicto XVI, se hacia el desentendido ante esta trágica situación.

Weber resalto que en distintas ocasiones Ratzinger tenia conocimientos de ciertos casos, pero el negó tener cualquier tipo de información. El abogado denuncia que la iglesia fomento una “cultura del silencio” acerca del caso, lo que les dio pie a los sacerdotes y profesores de agredir sin piedad a los menores por décadas.

El mismo Ratzinger aseguro que dio bofetadas a sus discípulos, pero puntualizó que luego se disculpaba con ellos. El hermano del papa dejo de recurrir a esta practica en el año 1984, cuando la iglesia prohibió los castigos corporales. Ratzinger acepto que se sentía culpable por recurrir a ellos, sin embargo a su vez los califico como “una reacción bastante normal a los errores y a la desobediencia”.

“Si hubiera sabido de los excesos de violencia que se estaban practicando, habría hecho algo al respecto”, afirmo Ratzinger para una entrevista concedida en el año 2010, donde les pidió perdón a las victimas “En un inicio, yo también daba bofetadas, pero siempre tuve esa mala conciencia”, agrego.

El ‘número tres’ del Vaticano, acusado de múltiples abusos sexuales infantiles

Hace poco otro escándalo que fue un golpe fuerte contra la Santa Sede fueron las acusaciones de múltiples abusos sexuales infantiles presentadas contra el asesor financiero del papa Francisco el cardenal australiano George Pell.

De acuerdo con la Policía del Estado de Victoria (Australia), distintas personas presentaron demandas contra Pell, que se sospecha de haber realizado abusos contra niños cuando el era sacerdote en la ciudad de Ballarat (1976-1980) y en su etapa como arzobispo de Melbourne (1996-2001).

El tesorero del Vaticano, estuvo considerado como posible sucesor del papa Benedicto XVI, siendo el representante del Vaticano con mayor rango que nunca ha sido acusado de abuso sexual. Mientras tanto la Santa Sede demostró su respaldo al cardenal, donde Bergoglio recalco respeto por su “honestidad” y “enérgica dedicación” para las finanzas del Vaticano.

El mismo Pell negó en varias ocasiones que todas las denuncias de abusos sexuales en su contra, son solo “la idea de abusos sexuales” que le parecen completamente “detestable”. En febrero admitió los “grandes errores” de la Iglesia ante los casos de pederastia, luego que la Real Comisión sobre Abuso Sexual de Menores de Australia confirmara que mas 4.400 menores fueron abusados sexualmente por sacerdotes católicos en ese país durante décadas.

“Un fenómeno enorme del que nadie habla”

Bergolio acepto que en mayo el Vaticano tenia un retraso de 2.000 casos mientras se procesaban las denuncias de abuso sexual contra los sacerdotes, por ende el ritmo lento de las quejas para las investigaciones de la iglesia católica estaban mas que “justificadas”. El pontífice afirmo que ordeno agregar mas personal para que así se pudiera acelerar el proceso de revisión.

Los datos secretos por la Congregación para la Doctrina de la Fe indican que el fenómeno de los abusos sexuales a niños por parte de los sacerdotes se duplico en estos últimos años en cuanto al periodo que va desde el año 2005 al 2010. En estos tres primeros años del papa Francisco, Roma recibió 400 denuncias de la iglesia de todo el mundo, de acuerdo a lo desvelado por RT Emiliano Fittipaldi periodista italiano.

De acuerdo con Fttipaldi, el cual es considero como el enemigo numero uno del Vaticano por investigar temas bien polémicos como los abusos sexuales a niños por sacerdotes y las finanzas de la Iglesia católica, esto es un gran fenómeno que afecta a todos los países católicos, “como Italia, España o países sudamericanos” y “nadie quiere hablarlo de manera oficial: ni la sociedad, ni los policías y menos los periodistas”.

Al mismo tiempo, “las victimas tienen vergüenza”, porque “el concepto de pecado lo tienen bien desarrollado”, sostuvo el periodista. “Yo he hablado con las victimas y me contaban que cuando un sacerdote violaba a un niño, le decían “¡Chsss! No digas que he pecado, porque tu también has pecado”, denuncian.

Fittipaldi asegura que por años de investigación acerca de asuntos delicados, el ejemplo que mas le ha escandalizado es el mencionado caso de George Pell, que de acuerdo al periodista, “protegió sistemáticamente a pedófilos cuando era obispo en Melbourne y en Sidney” e intento “comprar el silencio de las familias pagando sumas pequeñas de dinero” por abusos sexuales “que muchas de ellas llevaron al suicidio”. Es mas el propio Pell fue acusado de perpetuar abusos sexuales.

“Publique un documento en donde el le pide a sus hombres, a sus sacerdotes, que ayuden a los curas que quedaron en la cárcel por recibir un sueldo, casa o un seguro sanitario”, afirma.

A su vez, Fittipaldi critica al Pontífice de que haya incluido en el C9 Vaticano (el Consejo de nueve cardenales que asesoran al Papa en la reforma de la Curia romana) a Francisco Javier Errazuriz, “un cardenal chileno que oculto en su escritorio por seis años cinco denuncias contra un sacerdote pedófilo y violador en serie de Santiago de Chile llamado Karadima porque no le creía a las victimas”. “Es absolutamente inaceptable que la jerarquía católica los defienda en vez de brindar transparencia y una política de cero tolerancia donde no sean solo palabras, sino hechos reales”, agrego.

¿Está el problema en el celibato?

Tomando el cuenta la escala del crónico problema, no es de extrañarse que existan diversos estudios que se centran en las razones por las que tantos sacerdotes se vean envueltos en casos de abuso infantil. Una de las mas comunes desde hace años a la que se relaciona el problema del abuso infantil es el celibato sacerdotal católico.

Para el año 2014, los representantes de la Iglesia Católica en Australia vincularon por primera vez el celibato de los sacerdotes con los abusos sexuales de menores en un informe del Consejo de Justicia y Sanación de la Iglesia, donde admitían que “el celibato obligatorio contribuyo al abuso en ciertas circunstancias”. El informe indica una cultura de “obediencia y entornos encerrados” y la forma en como elegían candidatos potenciales para el clero como factores que influyen “en la prevalencia del abuso dentro de algunas diócesis y ordenes”. Ademas el documento recalcaba que una “formación psicosexual” para los sacerdotes podría ser suficiente para de esta manera prevenir el abuso a menores.

Los descubrimientos estaban mas que marcados con los estudios básicos y extensos del tema: realizado por el Colegio John Jay de Justicia Criminal (EE:UU) por cinco años presento la Conferencia de Obispos Católicos de EE.UU. en el año 2011.

Los principales resultados de la investigaciones fueron estos ‘Las causas y el Contexto del Abuso Sexual de Menores por los Sacerdotes Católicos en EE.UU, para los años 1950 – 2010:

* La crisis de abusos sexuales en la Iglesia Católica por la influencia de grandes cambios sociales y el auge de la “conducta desviada” de los años sesenta y setenta en sacerdotes mal entrenados, emocionalmente aislados y desprevenidos.

* Los sacerdotes homosexuales no son mas propensos a abusar que los sacerdotes heterosexuales.

* El celibato no es el culpable de la epidemia de abusos.

* No hay una característica psicológica, de comportamiento o desarrollo que diferenció a los curas que abusaron de los menores a los que no los hicieron.

* La mala formación de curas, combinada con el estrés laboral, aislamiento social y escaso recursos de apoyo tal vez contribuyeron al problema del abuso. Para la disminución del abuso sexual a mediados de los años ochenta coincidió con una mejor formación de seminaristas en sexualidad y relaciones humanas.

Bergoglio apuntaba en el libro ‘El Jesuita’ en el año 2010 que cuando era cardenal de Buenos Aires Jorge Mario Bergoglio trataba perversiones de tipo psicológico, antes de la opción celibataria, dice que el celibato no provoca y mucho menos cura.

El investigador de casos de violencia contra niños en la Iglesia católica Stephen Rossetti, discrepa con la hipótesis en una entrevista a ‘El Tiempo’ donde alega que “no hay ninguna razón para pensar que un adulto elige a un niño porque este sexualmente frustrado”. “¿Y porque no otro adulto? No es el celibato, hay algo mal desde el punto de vista psicológico”, indico.

¿Política de “tolerancia cero” o mera retórica?

El pasado 28 de diciembre en una carta, Francisco llamo a los obispos de todo el mundo a que se apegaran a la política de “cero tolerancia” por los clérigos que abusan sexualmente de los niños y pidió perdón por “un pecado que nos avergüenza” comento el Pontífice acerca del abuso hasta la fecha.

“Nos pegamos del dolor de las victimas y a su vez lloramos por el pecado”. Por lo sucedido, el pecado de omisión de asistencia, el pecado de ocultar y negarlo, el pecado del abuso de poder”, donde se lamento Francisco, invitando a “tener el coraje necesario para implementar las medidas necesarias y así proteger la vida de nuestros niños, para que dichos crímenes no se vuelvan a repetir”.

Desde su elección en el año 2013, Bergoglio tomo algunos pasos para eliminar el abuso sexual en la Iglesia y poner en practica medidas para proteger a los niños. En el año 2015 ordeno la creación de un tribunal para juzgar a los obispos que encubren abusos sexuales. Este mismo año, también ordeno el primer juicio de pedófilia en el Vaticano, en contra de un ex arzobispo polaco acusado de pagar por sexo con menores en la República Dominicana. A la vez se reunió en distintas ocasiones con las victimas que fueron abusadas sexualmente.

Aunque, los grupos de las victimas se quejan de la lentitud en el Vaticano, no es suficiente, que los obispos toleren o encubran abusos sexuales no se les haga nada al respecto y por las palabras de “cero tolerancia”, son solo algo de momento como lo declaro Anne Barrett-Doyle a ‘The Guardian’ fundadora del grupo estadounidense de investigación y monitorio BishopAccountablity.org.

Al final, los últimos casos reiteran que se trata de un problema muy serio que exige una respuesta concreta y por el momento esta muy lejos de ser resuelto.

Fuente: RT

Compartir