Pastor fue amenazado de muerte por oponerse al “Arcoíris Gay” en Facebook

El pastor Rich Penkoski, no aprueba el uso de la bandera con el Arcoíris del Orgullo gay en su página de Facebook. Ésto le valió ser amenazado de muerte por una gran multitud de activistas...

El pastor Rich Penkoski, residente de West Virginia que lidera la página de Facebook “Guerreros para Cristo” (“Warriors for Christ”) y su misterio correspondiente, afirmó al diario Christian Post que él y sus colegas bloquearon a más de 900 mil usuarios de Facebook el mes pasado, según contó el diario. Bloquearon a todos los que usaron una bandera con el arcoiris “pro-gay” en su página de Facebook.

En respuesta, recibieron amenazas y pornografía gay enviados como mensajes privados.

“El asunto acerca de la bandera con el arcoiris es que nadie nos preguntó por qué no lo queremos en nuestra página. El asunto es que el emoji de arcoiris es un símbolo de orgullo para la homosexualidad y nosotros somos un ministerio cristiano”, dijo Penkoski.

“No celebramos el pecado y no lo abrazaremos ahora. Sabemos, como cristianos que somos, que el pecado conduce a la muerte”.

“El personaje llamado ‘Ateo Amigable’ escribió un blog acerca del asunto y todo se descontroló desde ese momento. Cada blog o sitio de noticias gay online levantaron el asunto y publicaron sus versiones de lo sucedido. Fuimos masivamente atacados. Debe haber sido durante la noche. Bloqueamos a más de 900 mil personas”, agregó Penkoski. “Recibimos mensajes tales como ‘deberían estar muertos’, o ‘por qué no se suicidan'”.

“Guerreros para Cristo” no es la única página cristiana en Facebook que ha recibido ataques por parte de la comunidad LGBT.

Elizabeth Johnston, una madre evangélica conservadora, que dirige el conocido blog “La Mamá Activista” se unió a “Guerreros para Cristo” en la tarea de bloquear a personas que usen el emoticón del arcoiris. Ella también está recibiendo mensajes de odio en su email, al igual que pornografía gay y amenazas de extraños. Incluso recibió emails de activistas LGBT que le decían que debía suicidarse.

“Me siento honrada de experimentar esta pequeña persecución en nombre de mi Señor. No estoy en una cárcel o siendo torturada por mi fe aún, pero es hacia allí donde los cristianos nos dirigimos sí es que no nos hacemos oír”, escribió Johnston en su blog.

“Las amenazas, y ridículos ataques personales son para mi un recordatorio constante del poder del Evangelio. La palabra de Dios es verdadera y la mejor defensa al ataque personal y cruel de parte del ‘padre de mentiras’. No me mantendré en silencio, incluso si esto me costara la vida, ya que mi amor por Dios sobrepasa al amor por mi vida”.

Fuente: Hello Christian

- Ad -

Compartir

Comentarios

comentarios