El Papa Francisco Amenaza a Sacerdotes que no le Obedecen: “La Rebelión destruye la Iglesia”

El Papa Francisco lanzó desde el Vaticano una amenaza a todos los sacerdotes católicos que desafíen su autoridad...

El Papa Francisco amenazó a un grupo de sacerdotes Nigerianos con ser despedidos ya que se niegan a rendir una alianza con él y con la Iglesia Católica Romana, advirtiendo que la rebelión contra el papado busca destruir a la Iglesia.

Cómo lo explicara la Radio del Vaticano el sábado, la controversia generada por distintos sacerdotes de la Diócesis nigeriana de Ahiara lo cual aparentemente se negaron a recibir al Obispo Peter Ebere Okpaleke, asignado a Ahiara por el Papa Benedicto XVI en 2012.

“El Papa no puede permanecer indiferente”, a tal Rebelión, dijo Francisco luego de recibir a líderes de la iglesia nigeriana.

El pontífice le pidió “todo sacerdote o eclesiástico encarnado en la diócesis de Ahiara, ya sea que resida allá o trabajé en otro lado, debe escribir una carta dirigida a mí en la cual pidan perdón; todos deben escribir individualmente y personalmente. Todos debemos compartir esta pena en común”.

Los sacerdotes que no lo hagan serán suspendidos y perderán su trabajo, advertío.

“Cualquiera que se haya opuesto a que el obispo Okpaleke se hiciera cargo de la diócesis, busca destruir la iglesia. Esto está prohibido; tal vez no se da cuenta, pero la iglesia está sufriendo al igual que todo el pueblo de Dios dentro de ella”, argumentó Francisco.

Las “Lealtades tribales” fueron la razón del porqué los sacerdotes se negaron aceptar la designación de Okpaleke.

Las protestas contra Okpaleke han sido motivadas por el hecho de que no es un cura local, según el medio Crux Now.

La iglesia católica ha estado creciendo en África, aunque los clérigos allí generalmente necesitan integrar sus prácticas con la cultura local, apuntó The Associated Press.

En su discurso a los curas nigerianos, francisco admitió qué es un ultimátum parece “muy duro”, pero insistió en que el debe exigir tal obediencia, o en caso contrario la iglesia continuará estando dividida.

“El pueblo de Dios está escandalizado. Jesús nos recuerda que quién sea el que causa escándalo debe sufrir las consecuencias. Tal vez alguien ha sido manipulado sin estar del todo consciente de la herida que infringió sobre la comunión de la iglesia”, dijo el papa.

Francisco hizo notar que las disputas acerca del Obispo han existido por años, y agradeció a Okpaleke por su demostrada “santa paciencia”.

“Escuché y reflexione mucho, incluso en la posibilidad de suprimir la diócesis, pero luego pensé de que la iglesia es la madre y no puede abandonar a sus hijos. Siento una gran pena por aquellos sacerdotes que están siendo manipulados desde fuera de la diócesis”, agregó

El Vaticano también defendió luego el pedido de Francisco referente a la audiencia, declarando que “El Santo Padre, luego de una evaluación cuidadosa, habló de la inaceptable situación en Ahiara y se reservó el derecho a tomar medidas apropiadas”.

Fuente: Christian Post

- Ad -

Compartir

Comentarios

comentarios