Conozca cómo Detectar un Fariseo Moderno dentro de la Iglesia

Los Fariseos siguen existiendo. Conozca cómo identificar a un Fariseo Moderno dentro de la Iglesia Evangélica actual...

Los fariseos son mencionados en los púlpitos y las aulas de todo el mundo. Son la fuente de bromas y el tópico de muchos sermones. Son el centro y la crítica en muchas de las iglesias hoy en día.

A pesar de que no lo sepamos los fariseos aún existen en la actualidad, y muchos de ellos se encuentran en nuestras Iglesias.
La mayoría de los fariseos comienzan con buenas intenciones, sin embargo, aquellas buenas intenciones mutan en algo no tan bueno.

¿Cómo podemos saber sí nosotros mismos estamos actuando como fariseos?

Aquí expondremos algunos signos para saber si formamos parte del grupo de los fariseos modernos.

1. Creen que el asistir todos los domingos a los cultos de adoración los hace estar bien ante Dios.
Los fariseos modernos tratan de medir absolutamente todo. Algo y los ayude a medir su justicia. Algo y les dé alguna clase de seguridad para con Dios.

Para los fariseos modernos, el vivir cristiano no se trata tanto de ser transformados a la imagen de Dios por el Espíritu. Se parece más a forzar la transformación por métodos propios.

2. Pasan más tiempo hablando acerca de lo que están en contra, de lo que están a favor.
Los fariseos aman discutir. Aman pasar su tiempo tratando de convencer a otros. Los fariseos creen que su tarea es defender a Dios y legislar la moralidad de otros. Así que están en contra de muchas cosas que ven hacer a otras personas. Y todas estas cosas tienen prioridad antes que el evangelio.

3. Creen que Dios necesita de ellos.
Los fariseos modernos piensan que Dios los necesitan en su equipo. Creen que la iglesia depende de ellos.
Desconocen qué Dios necesitara de los humanos para que defendieran su iglesia, no sería un Dios digno de ser servido. O adorado. O seguido. Dios no necesita a nadie. Dios simplemente nos permite estar en su obra.

4. No se arrepienten de pecado. No piensan tener ningún pecado “serio” del cual arrepentirse.
Los fariseos modernos consideran que no tienen ningún pecado serio el cual arrepentirse. Tiene una reputación y un estado que mantener. El arrepentimiento involucra vulnerabilidad y debilidad. Los fariseos nunca muestran debilidad. Según sus mentes, el arrepentimiento es para personas que pecan realmente, no para ellos.

5. La Salvación está basada en sus obras, no en Jesús.
Los fariseos de la actualidad creen en sus obras. Creen que Jesucristo murió en la cruz por sus pecados, pero se vuelven hacía ella en burla tratando de ganar su salvación.

6. Leer la Biblia para sustanciar sus convicciones como no para ser formados a la imagen de Dios.
Durante los tiempos de Jesús, nadie se había más acerca de las escrituras que los fariseos. Estudiaban las escrituras constantemente.
Los fariseos modernos hacen lo mismo. Pero utilizan ese conocimiento para convencer a otros de qué están equivocados. La Biblia es su arma personal. Los fariseos modernos la usan para apedrear a todos los que no son como ellos.

7. Creen que los que no están en el cuerpo deberían conformar cierto tipo de estilo de vida antes de ser aceptado como “Cristianos”.
Esta es una Marca Registrada de los fariseos. Antes de que los no cristianos puedan ser considerados parte del grupo, deben cumplir con cierto estilo de vida. Dejar de insultar y de beber. Y dejar de hacer todas las cosas que la “gente mala” hace.

Pidamos a Dios ser conformados a la Imagen de su Hijo, y como dijo alguna vez el predicador Keith Daniel, no tratemos de hacer el trabajo del Espíritu Santo.

Fuente: Hello Christian

- Ad -

Compartir

Comentarios

comentarios