A pesar de tener dedos amputados, Pastor de 94 años teje Abrigo para los Necesitados de Europa

Sentado en una silla frente a una ventana de su departamento, el pastor Shelley Shellenberger, de 94 años, teje hilos de lana en un telar de tejer...

Sentado en una silla frente a una ventana de su departamento, el pastor Shelley Shellenberger, de 94 años, teje hilos de lana en un telar de tejer. Su objetivo es producir el mayor número de gorros de lana para calentar niños y adultos con necesidades al este de Europa.

El trabajo fue iniciado por el pastor, que es agricultor jubilado, hace diez años, en Lancaster, Inglaterra. Desde entonces, fueron producidos 1150 gorros de lana, que serán distribuídas en conjunto con la organización Christian Aid.

Las piezas fueron confeccionadas por Shelley a pesar de tener tres dedos en una de sus manos, amputados en un accidente agrícola hace algunos años. El pastor comenzó a hacer gorros de lana en 2007, luego de que su cuñada, Helen Martin, le enseñó a usar el telar.

“Ella me enseñó y comencé. Nunca imaginé que haría tantos gorros. Consigo hacer un gorro por día, aunque normalmente me lleva dos días. Solo coso en mis horas libres”, cuenta el pastor.

– Ad –

Su esposa, Mildred, de 76 años, dijo que en la actualidad el marido produce casi dos gorros de lana por semana. “Está muy cansado, asi que duerme mucho. Ya no puede trabajar como antes”, comentó.

Cuando las gorras son terminadas, son colocadas en un saco plástico e identificadas por su tamaño: adulto o infantil. “Cuando ellos ven que algo llega embalado, saben automáticamente que es nuevo. Estan acostumbrados a vestir ropas usadas; recibir algo nuevo es muy especial”, afirma.

Shelley fue agricultor por 30 años y pastor en la Iglesia Menonita por 21. Sin embargo, un accidente cerebro vascular interrumpió su carrera pastoral en 1993. En 1994, el se involucró con la realidad de las comunidades necesitadas de Europa Oriental durante un viaje misionero.

“Ellos llevaron semillas, ropas y comida”, cuenta su esposa que dijo que el pastor pudo ver las necesidades reales de ropas de abrigo en el lugar.

Fuente: Guiame

- Ad -

Compartir

Comentarios

comentarios