Dias de Lot: Pastora confiesa ser Lesbiana en el Púlpito y presenta a su Pareja

Después de 25 años en el ministerio dentro de la Iglesia Metodista Unida, la pastora Cynthia Meyer realizó un impactante anuncio el domingo pasado.

TEXAS.- Después de 25 años en el ministerio dentro de la Iglesia Metodista Unida, la pastora Cynthia Meyer realizó un impactante anuncio el domingo pasado. Durante el sermón en su iglesia de la ciudad de Edgerton, Kansas, declaró abirtamente ser lesbiana.

“El Señor me guió hasta aquí para compartir esta profunda verdad personal con ustedes. Es tiempo de que lo sepan” dijo Meyer a la congregación el 3 de Enero. “He sido una pastora de esta institución por 25 años. Finalmente, he escogido cumplir mi servicio de manera completamente auténtica, como una persona genuina, como una mujer que ama y comparte su vida con otra mujer.”

Meyer explico que se mantuvo soltera por 20 años de ministerio, pero hace unos años se enamoró de su compañera, Mary. “Después de orar mucho, Mary y yo llegamos a la conclusión que el Espíritu Santo nos unió y nos puso la una junto a la otra. Sabemos que nuestra relación es un llamado santo de Dios a nuestras vidas.”

La institución Metodista no permite actualmente que personas gay sean ordenadas en el ministerio, asi como tampoco matrimonios del mismo sexo, y Meyer dijo que su relación “a muchos le parecerá un desafío a las políticas de la iglesia.”

“Ciertamente, muchas personas, tanto en el servicio como miembros de la iglesia, ven estas restricciones como injustas, discriminatorias, y que no expresan el amor que Jesús enseñó. Incluso hay restricciones discriminatorias en el Libro de Disciplina de la organización. Éste es un sistema ‘no progeuntes, no digas’, así que mi apertura con ustedes, mi deseo de vivir de manera auténtica en toda faceta de mi vida, es considerado como un acto de desobediencia civil.”

En la entrevista que mantuvo con Christian Today, Mayer dijo que decir la verdad no fue una decisión fácil, y menos sabiendo las repercusiones que tendría siendo que ella tiene un ministerio dentro de la organización. “He estado pensando, reflexionando y orando acerca de mi rol en la Iglesia y acerca de lo que significa ser quien soy y de cómo resolver los conflictos que existen en lo relativo a mi identidad. Hace unos meses, todo se hizo mas claro, y ahora lo veo como un llamado a mi vida de hablar públicamente acerca de estos dos aspectos: acerca de mi como ministra en ejercicio, y de quien soy: una mujer que ama y se entrega a una relación con otra mujer.”

Según Meyer, ha experimentado un sorprendente apoyo de los miembros de su congregación. Después del servicio del día domingo, recibió numerosos abrazos y palabras de aliento. “Lo que más me han dicho es ‘Esperamos que continúes siendo nuestra pastora. Queremos estar junto a tí en esto.'”

Sin embargo, a pesar de la cálida respuesta que obtuvo de su congregación, al momento de la entrevista, Meyer todavía esperaba la respuesta de sus superiores en la iglesia – los cuales cree que no estarán tan de acuerdo con lo sucedido. Dijo además, que la experiencia que tuvo hasta entonces había sido “muy liberadora y alentadora” y ahora siente que puede ser “completamente honesta con ella misma en todo aspecto”, pero que podría afrontar acciones disciplinarias e incluso ser expulsada de la iglesia.

“Todavía estoy esperando las noticias del obispo y de la Conferencia Metodista, nadie me ha contactado aún” dijo. “Todavía sigo siendo la pastora de mi congregación y sirvo en esa función – Y estoy muy feliz de continuar haciéndolo – pero existe la posibilidad de que sea suspendida, y luego, mediante el proceso avance, puedo incluso ser sometida a un juicio de la Iglesia”

Fuente: Christian Today

Compartir