Mujer Desafía a Cash Luna Cara a Cara ¡Vea la Reacción del Ministro!

El líder de la iglesia Casa de Dios en Guatemala, Carlos "Cash" Luna, quien es conocido por sus predicas polémicas centradas en la prosperidad monetaria de los creyentes se encuentra hoy en bocas de todos por un vídeo que es furor en las redes sociales.

GUATEMALA.- El líder de la iglesia Casa de Dios en Guatemala, Carlos “Cash” Luna, quien es conocido por sus predicas polémicas centradas en la prosperidad monetaria de los creyentes se encuentra hoy en bocas de todos por un vídeo que es furor en las redes sociales.

En dicho vídeo, se lo puede ver a Cash Luna como engaña a la gente con su doctrina hereje de “risa santa”, de tal magnitud que dicha doctrina ha sido expuesta por muchos predicadores que profesan la verdadera sana doctrina.

Se puede apreciar, al líder guatemalteco como va distribuyendo esa extraña y falsa manifestación espiritual a todos los miembros que se encontraban en el lugar. Pero verán que todo no le resulto como Cash Luna esperaba.

Una valiente mujer a quien le resulto desconocida esta “manifestación de risa”, no dejo someterse ante Cash Luna cuando impuso sus manos sobre ella, diciéndole:

“NO!!,TU NO PUEDES CONTROLAR MI MENTE!!”

A tal respuesta inesperada, Luna respondió :

“Ella cree que controlo la mente, ni controlo la mía menos la suya.”

Luego de haber sido avergonzado ante todos los espectadores, incluso ante Guillermo Maldonado que se encontraba en el lugar. Cash Luna arremetió contra la dama con un rostro totalmente desfigurado y realizando símbolos satánicos con su mano izquierda comenzó a humillar a dicha mujer afirmando que ella estaba acostumbrada a ver psíquicos, diabólicos y al ver esas
“manifestaciones” sin entenderlas es debido a que no conoce el “poder” de dios.

Ante la gran magnitud de debate que esto provoco, la valiente mujer ha recibido un innumerable apoyo por parte de la hermandad evangélica. Dejándola como ejemplo frente a la lucha contra la apostasía.

Aquí dejamos el vídeo para que cada uno saque sus propias conclusiones:

Fuente: Tiempo Cristiano

- Ad -

Compartir

Comentarios

comentarios